segunda-feira, 22 de agosto de 2011

El Naufrago


El único sobreviviente de un naufragio llegó a la playa de una diminuta y deshabitada isla. Pidió fervientemente a Dios ser rescatado, y cada día escudriñaba el horizonte buscando ayuda, pero no parecía llegar.
Cansado, finalmente optó por construirse una cabaña de madera para protegerse y almacenar sus pocas pertenencias.


Entonces, un día, tras merodear por la isla en busca de alimento, regresó a su casa sólo para encontrar su cabañita envuelta en llamas, con el humo ascendiendo hasta el cielo. Lo peor había ocurrido: lo había perdido todo. Quedó anonadado de tristeza y rabia: «Dios mío, ¿Cómo pudiste hacerme esto?» se lamentó.
Sin embargo, al día siguiente fue despertado por el ruido de un barco que se acercaba a la isla. Habían venido a rescatarlo.
— ¿Cómo supieron que estaba aquí? – preguntó a sus salvadores.
— Vimos su señal de humo – contestaron ellos.
La próxima vez que tu cabaña se vuelva humo, recuerda que puede ser la señal de que la ayuda y gracia de Dios viene en camino.
(Romanos 8;28)  “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien”

5 comentários:

cenaculouniversal disse...

Muy bueno. Enhorabuena por el blog, más un punto de luz en medio de tanta suciedad en el Internet. Lo siento si hay errores, he utilizado el traductor de google. haha

Atentamente.

Tiago Nogueira - cenaculouniversal.wordpress.com

Si el señor. quiere, podemos intercambiar banners blogs.

Pastor Daniel de Sousa disse...

Oi Tiago, Deus te abencoe, Muito Obrigado pelo comentário, o espanhol ta legal. Só nao entendo muito bem sobre o que é "banners" um forte abrazo!!!

Juan Pablo Oporta disse...

Dios le bendiga grandemente, sus historias han sido de mucha bendicion a mi vida

Pastor Daniel de Sousa disse...

Gracias Juan Pablo,,, Muchas Bendiciones!!!

ROSANGELA SOUSA disse...

OI!! PARABÉNS, JÁ ESTOU SABENDO DA NOVIDADE. BJUSS P/ TODOS PASSEI SÓ P/ DA UM ALO.

Postar um comentário